CONSEJOS PARA LA PREVENCIÓN DE LA LEGIONELLA

CONSEJOS PREVENCIÓN DE  LA LEGIONELLA.

Llega el buen tiempo y la necesidad de crear climas refrigerados en nuestras instalaciones , lugares de trabajo, centros deportivos, lugares de ocio son cada vez más frecuentes y necesarios.

Pero detrás de este tipo de instalaciones se encuentra la causa del aumento de casos de Neumonias causadas por la bacteria (Legionella) que se encuentra de forma natural en el medio ambiente, usualmente en agua, y muy en particular si se trata de agua caliente (resultado de los sistemas de refrigeración empleados habitualmente en estas fechas). De ahí que las fuentes más frecuentes para encontrar Legionella son:

  • Bañeras de agua caliente
  • Torres de refrigeración de aire acondicionado
  • Tanques de agua caliente
  • Grandes sistemas de plomería
  • Fuentes ornamentales

Las personas se infectan con la enfermedad de los legionarios cuando respiran las pequeñas gotitas de agua en el aire que aparecen en forma de niebla o vapor que contiene las bacterias. Un ejemplo podría ser el respirar las gotitas de una bañera de agua caliente que no se ha limpiado correctamente y ha sido desinfectada.

Prevenir la legionella

es preciso adoptar medidas dirigidas a evitar todas las condiciones que favorezcan que las bacterias de la familia Legionellaceae. –Responsables de la enfermedad–, puedan colonizar un medio, se multipliquen, y se dispersen en el ambiente. Las temperaturas apropiadas para la proliferación de estas bacterias oscilan entre los 25 y 45 ºC, y las aguas estancadas y sucias son su medio favorito.

Las principales medidas que se deben adoptar para prevenir la infección por legionella, y que son comunes a todas las instalaciones susceptibles de ser colonizadas por bacterias de la familia Legionellaceae son:

  • Evitar estancamientos de agua, con un diseño adecuado de las instalaciones.
  • Eliminar o reducir la suciedad, siguiendo un programa de mantenimiento.
  • Impedir la proliferación y supervivencia de la bacteria en la instalación. Mediante una desinfección continua de la misma y el control de la temperatura.

Edificios que cuentan con instalaciones con torres de refrigeración.

Especialmente si son de grandes dimensiones, siempre tienen riesgo de contaminación por legionella. La única forma de eliminarlo es seguir escrupulosamente las actuaciones de mantenimiento y control que establece la legislación.

El real decreto 865/2003, de 4 de julio, en prevención de la legionelosis, obliga también a realizar un tratamiento de limpieza y desinfección previo a la puesta en marcha de cualquier instalación de agua o aire acondicionado que haya estado parada más de un mes.

Esta medida también se debe aplicar a los equipos que nebulizan agua en ambientes exteriores. Cada vez se utilizan más en las terrazas de bares y restaurantes en épocas de altas temperaturas para mejorar el confort térmico de los clientes, y que también se emplean para humidificar los alimentos durante su almacenaje o exposición.

Las fuentes ornamentales, piscinas, spas y similares, aunque suponen un menor riesgo de contagio, también requieren limpiezas y desinfecciones periódicas, que incluyan análisis y un mantenimiento químico y biológico, empleando productos químicos autorizados.

En AMBIENTE CERO  siempre proponemos realizar unos diagnósticos de situación completos, una valoración del riesgo y la cumplimentación de exigentes programas de mantenimiento de sus instalaciones.

Etiquetas:, , , ,

Demo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies