Publicaciones etiquetadas ‘control legionella Zaragoza’

control prevención legionella Zaragoza

CONTROL Y PREVENCIÓN DE LEGIONELLA EN ZARAGOZA

En AMBIENTE CERO Control Plagas Zaragoza contamos con una experiencia consolidada con profesionales cualificados en el tratamiento, control y prevención de legionella en Zaragoza.

Como en todos nuestros servicios, ofrecemos un servicio personalizado y adaptado a las necesidades del negocio de cada cliente. Para ello, en primer lugar, realizamos un estudio detallado de cada caso y, a partir de él, diseñamos un plan a medida para el tratamiento de la legionella que garantice la máxima eficacia en su prevención y control, cumpliendo siempre con la normativa del Real Decreto 865/2003.

 

Tratamientos antilegionella en Zaragoza

Hay entornos que pueden reunir condiciones ambientales que favorecen la aparición de la legionella. Los factores que más contribuyen a ello son el agua estancada y una temperatura entre los 20ºC y 45ºC (especialmente en el intervalo entre 35ºC y 37ºC).

En AMBIENTE CERO Higiene Ambiental Zaragoza somos especialistas en tratamientos contra legionella de sistemas e instalaciones que son frecuentemente potenciales focos de aparición de esta bacteria. En el Real Decreto 865/2003 se enumeran y clasifican las instalaciones más susceptibles de convertirse en focos de propagación de legionelosis:

Instalaciones con mayor probabilidad de proliferación y dispersión de legionella:

  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.
  • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.
  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación; como spas, jacuzzis, piscinas, bañeras de hidromasaje, etc.)
  • Centrales humidificadoras industriales.

 

Proceso del tratamiento contra legionella

Nuestros tratamientos de legionella abarcan tanto acciones de prevención y control, que tienen la finalidad de evitar la aparición de la bacteria, como acciones de erradicación y control de plagas mediante limpieza y desinfección, si se ha detectado una proliferación de legionella.

Tras un estudio previo, diseñamos un plan que se ajuste a las características de las instalaciones y las condiciones del agua que se encuentra en ellas. Llevamos a cabo acciones de prevención a través de tratamientos químicos y físicos contra la legionella:

  • Mediante un control de calidad del agua que nos permita monitorizar su limpieza microbiológica. Nos hacemos cargo de la gestión de la recogida de muestras de agua para su análisis en laboratorios homologados.
  • Control y regulación de la temperatura del agua.
  • Limpieza y desinfección de las instalaciones en las que se encuentra el agua.
  • Reducir la aerosolización del agua, puesto que es uno de los principales escenarios en los que la bacteria de la legionella entra en contacto con las personas.

Prevención de la legionella en spas y jacuzzis

Los spas y jacuzzis son elementos que, sin un correcto mantenimiento, pueden reunir muchas condiciones que favorecen la proliferación de la legionella, por lo que para que en ellos tenga lugar una experiencia agradable y segura habrá que adoptar las medidas preventivas correspondientes:

  • Realizar, al menos una vez al año, una revisión, limpieza y desinfección de las instalaciones.
  • Comprobar y favorecer una adecuada circulación del agua.
  • Asegurar que no existen fugas y que hay una correcta estanqueidad del agua.
  • Cuando sea posible, evitar materiales propensos a la aparición en ellos de bacterias y hongos en ambientes húmedos.

 

Contacto de control y prevención de legionella en Zaragoza

Si precisa de información acerca de nuestros tratamientos contra legionella en Zaragoza póngase en contacto con especialistas en control y prevención de legionella.

uso biocidas contra legionella

USO DE BIOCIDAS CONTRA LEGIONELLA

Los biocidas son efectivos para la eliminación de una gran variedad de microorganismos. La eliminación de microorganismos se produce por oxidación de los lípidos de membrana y paredes celulares, provocando su destrucción mecánica. Desde AMBIENTE CERO aconsejamos el uso de biocidas contra legionella con tratamientos preventivos aplicados en instalaciones de edificios comunitarios.

Aquellas instalaciones que utilizan agua para su funcionamiento tienen el potencial de proporcionar un entorno adecuado a los microorganismos, incluida la bacteria Legionella, para que puedan crecer y multiplicarse, con el consiguiente riesgo para la salud pública. La aplicación de biocidas para tratar el agua de estos sistemas puede realizarse con diferentes tipos de producto, dependiendo de la calidad del agua y de las condiciones ambientales.

 

Desinfección de instalaciones con biocidas

La proliferación de microorganismos en sistemas que utilizan agua para funcionar, además de ser un riesgo para la salud, como es el caso de la dispersión de la Legionella, puede afectar a la eficiencia y a la vida útil de las instalaciones.  El crecimiento excesivo de microorganismos como protozoos, algas, hongos y bacterias, puede favorecer la corrosión en las superficies y formar biofilms o depósitos perjudiciales.

El adecuado control microbiológico de las instalaciones con tratamientos químicos biocidas es una forma de evitar o mantener dentro de márgenes aceptables estos problemas.

La selección de los productos químicos biocidas a utilizar para la higiene y desinfección de instalaciones en Zaragoza con circuitos de agua depende de las condiciones ambientales en las que han de actuar, la calidad del agua, el tiempo de contacto necesario y las características de los microorganismos a controlar. Los productos químicos usados en el tratamiento de aguas pueden clasificarse en dos categorías: los oxidantes y los no oxidantes.

 

Biocidas oxidantes contra legionella

Los biocidas oxidantes actúan destruyendo el material celular de los microorganismos. Oxidan irreversiblemente proteínas provocando la pérdida de la actividad enzimática, la hidrólisis de los constituyentes orgánicos y consecuentemente la rápida muerte de la célula.

Se utilizan para la desinfección en casos de emergencia o como parte del programa rutinario de mantenimiento y en tratamientos de limpieza y desinfección preventivos y/o situación de brote. El biocida oxidante más usado es el hipoclorito sódico como liberador de cloro activo.

Las ventajas de los biocidas oxidantes son su bajo coste, el hecho de que su monitorización y análisis puede realizarse fácilmente en la propia instalación, así como que son fáciles de neutralizar para realizar la supervisión microbiológica del agua y/o en el momento de verter las aguas tratadas a un cauce público o al alcantarillado.

 

Biocidas no oxidantes

Debido a las limitaciones medioambientales del cloro y a la necesidad de programas de tratamiento de agua para evitar corrosiones (que trabajen a un pH alcalino, por encima de 8), el uso de biocidas no oxidantes se ha extendido, ya sea como tratamiento principal o como complemento a la acción de los biocidas oxidantes. Son generalmente compuestos orgánicos,  en su gran mayoría no corrosivos.

Se suelen utilizar en tratamientos de mantenimiento, y en casos especiales en tratamientos de limpieza y desinfección. Empleados solos, han demostrado tener en algunos tratamientos un carácter biocida superior al de los oxidantes y en muchos programas se emplean combinados, para lograr un espectro de actividad más amplio. En general, son compatibles con el cloro y tienen efecto sinérgico en algunas aplicaciones concretas.

Un buen programa de mantenimiento de la calidad del agua, definido para cada instalación en particular y para cada tipo de agua, tiene sus especificidades y dificultades. En muchos casos el programa de mantenimiento implementado será el más viable desde un punto de vista técnico y económico, pero diseñar el tratamiento más adecuado implica un amplio conocimiento profesional para el uso de biocidas contra legionella, sus compatibilidades y efectos sinérgicos, así como su dosificación según las características de la instalación.

prevenir legionella en instalaciones de Zaragoza

CÓMO PREVENIR LA LEGIONELLA EN INSTALACIONES

Cada cierto tiempo escuchamos en los medios de comunicación alguna noticia sobre focos de legionella en edificios de uso público. De vez en cuando se detectan cepas de esta bacteria que provocan la hospitalización de alguno de sus trabajadores por lo que es aconsejable prevenir la legionella en instalaciones de organismos públicos.

Para evitar este tipo de casos, ya sea en instalaciones de ACS, agua fría o en sistemas de refrigeraciónes fundamental cumplir la normativa y, en particular, la norma UNE 100030:2017 sobre prevención y control de la proliferación y diseminación de legionella en instalaciones.

Aunque se tiende a pensar que la legionella sólo se propaga a través de sistemas de aire acondicionado y por tanto sólo en verano, también en las instalaciones de ACS existe serio riesgo si no se toman las medidas adecuadas. Desde AMBIENTE CERO le ofrecemos algunos de los requerimientos que la normativa establece para instalaciones de ACS con acumulación centralizada y así prevenir la legionella en instalaciones.

 

Normativa acerca de la temperatura

  • La temperatura de distribución del agua debe ser en todo momento igual o superior a 50 grados, aunque en establecimientos sensibles, como centros sanitarios o geriátricos lo recomendable es por encima de 55º.
  • Las temperaturas deben alcanzarse aproximadamente antes de 1 minuto después de abrir completamente el grifo o dispositivo de vaciado.
  • La temperatura de acumulación centralizada del agua debe ser en todo momento igual o superior a 60 grados.
  • El sistema de calentamiento debe ser capaz de elevar la temperatura del agua hasta 70 grados o más en los depósitos acumuladores y hasta 60 o más en el punto más alejado de la red de distribución para su desinfección mediante el ciclo anti-legionella.

 

Normativa sobre los acumuladores

  • Los acumuladores de ACS deben estar calorifugados según la normativa vigente para evitar el descenso de la temperatura del agua hacia el intervalo de máxima proliferación de legionella.
  • Deben estar dotados de una boca de registro fácilmente accesible para la limpieza interior, de un sistema de medida de temperatura representativo del agua interior del acumulador y de una válvula de purga accesible y con punto de descarga visible en el punto más bajo, que permita el vaciado completo y la toma de muestras de agua.
  • Los acumuladores de más de 750 litros deben disponer de una boca con un diámetro interior mínimo de 400 mm. que permita entrar en el depósito para realizar las operaciones de inspección, limpieza, mantenimiento y prevención de la corrosión. En ese sentido, se recomienda la instalación de un sistema de purga automatizada y programable.
  • Cuando se utilice un sistema de aprovechamiento técnico con acumulación de agua de consumo, en el que no se asegure de forma continua una temperatura superior a 60 grados (por ejemplo, energía solar, aerotermia, bomba de calor, etc.), se debe garantizar que posteriormente se alcance esa temperatura en otro acumulador final antes de la distribución hacia el consumo.

 

Contacto para prevenir la legionella en instalaciones ACS

Hay que tener cuidado con la legionella también en invierno. Y, ante todo, revisión, mantenimiento y limpieza de las instalaciones. Por eso desde AMBIENTE CERO recomendamos contactar con empresas especializadas en el control y tratamientos de prevención contra la legionella en Zaragoza. Vea nuestra página en Facebook para seguir informado al respecto.

control de legionella en Zaragoza

CONTROL DE LEGIONELLA EN ZARAGOZA

La Legionella es considerada una bacteria ambiental, ya que su nicho natural son las aguas superficiales, como lagos y ríos. Su amplia distribución en el medio hace inviable llevar a cabo actuaciones preventivas dirigidas a su reservorio natural. AMBIENTE CERO está especializada en sanidad ambiental y control de legionella en Zaragoza, solicite información y le asesoraremos acerca de los tratamientos contra legionella.

Teniendo en cuenta los medios a través de los cuales se contagia la legionella, la mejor estrategia de prevención es la adopción de medidas encaminadas a evitar la colonización, multiplicación y dispersión de la bacteria en las redes de agua sanitaria, impidiendo así su entrada en otros sistemas de riesgo.

 

Instalaciones de infección de legionella

Los focos de contaminación que con mayor frecuencia han sido relacionados con los brotes de legionelosis, son las instalaciones que almacenan agua y generan aerosoles, en las que se dan las condiciones óptimas para el desarrollo del agente. Es decir, aquellos sistemas que permiten su crecimiento y dispersión al ambiente. Entre ellos cabe destacar:

  • Sistemas de agua sanitaria (caliente y fría)
  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos
  • Aparatos de humidificación, lavado y enfriamiento.
  • Instalaciones termales con bañeras de hidromasaje.
  • Fuentes ornamentales.

 

Medidas de prevención para control de legionella en Zaragoza

  • En sistemas de agua sanitaria fría y caliente, el control de la temperatura del agua mediante el uso de aislamientos térmicos, en el sentido de evitar que ésta permanezca entre los 20 °C y los 45 °C, intervalo de temperatura óptimo para el desarrollo de la bacteria.
  • La limitación de los nutrientes disponibles, por ejemplo, mediante la selección de materiales que no sean adecuados para el desarrollo de Legionella (se evitará el uso de madera, cuero, celulosa, fibrocemento y ciertos tipos de gomas y masillas), y que sean resistentes a la acción de los desinfectantes.
  • La eliminación de zonas de estancamiento del agua (tramos ciegos, tuberías de bypass, etc.), en las que los tratamientos de desinfección no son tan eficaces y pueden constituir reservorios de la bacteria, provocando la recolonización del sistema.
  • La disposición de elementos separadores de gotas de alta eficiencia en los aparatos en los que se generan los aerosoles (la cantidad de agua arrastrada deberá ser inferior al 0,05 % del caudal de agua en circulación).
  • En el caso de torres de refrigeración y dispositivos análogos, deberán estar ubicadas de manera que se reduzca al mínimo el riesgo de exposición de las personas a los aerosoles. A este efecto, deberán estar alejados de lugares de paso, ventanas y aspiraciones de aire acondicionado o de ventilación.
  • La existencia de accesos que permitan la fácil inspección y limpieza de todos los componentes del equipo de riesgo.

 

Empresa de control de legionella

AMBIENTE CERO además de especializarse en control de legionella somos una empresa dedicada al control de otras plagas en Zaragoza (ratones, cucarachas, termitas, carcoma…) Solicite información mediante nuestro FORMULARIO DE CONTACTO ahora o llame al Tel. 691 541 884.

Demo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies