evitar legionella Ambiente Cero Zaragoza

¿CÓMO EVITAR LA LEGIONELLA?

Como suele decirse, la prevención es el mejor tratamiento. Y cuando hablamos de medidas para prevenir el contagio de la Legionella, esto no es una excepción. Es de vital importancia llevar a cabo un estricto cumplimiento de la legislación, implantando las pautas de control y prevención adecuadas que contribuyan a evitar los brotes de legionelosis. Cómo evitar la legionella es primordial para una óptima higiene, prioritaria en sectores como la hostelería.

 

Legislación para evitar la Legionella

En lo que se refiere a este aspecto, la mayoría de precauciones pertenecen al ámbito técnico. Es decir, se deben diseñar y mantener las instalaciones de agua en buen estado. En la actualidad, existen varias normativas en materia de regulación de la Legionella, como el R.D. 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis, que pueden ser ampliadas por las normativas regionales.

Entre las medidas más destacables a la hora de prevenir el contagio de Legionella, debemos garantizar que en los circuitos por los que circule agua refrigerada la temperatura sea inferior a 20º C. En los que circula agua caliente, por el contrario, debemos evitar que esta sea superior a 60º C.

 

Desinfección de instalaciones

Asimismo, es necesario prever medidas para la desinfección periódica de la instalación, ya sea mediante productos químicos o por shock térmico. Esta última suele ser la opción por excelencia en la mayoría de las instalaciones.

En el caso de bares, restaurantes… se aconseja cubrir la comida con papel film en las cámaras y frigoríficos, para de esta forma evitar que se creen gotas de condensación en la superficie de los alimentos que podrían contener bacterias y suponer un riesgo de contagio.

 

Medidas de prevención para evitar la legionella

Como expertos en el tratamiento de la Legionella, podemos indicarle cuáles son las principales medidas que se deben seguir con el fin de prevenirla. Además somos expertos en otros tipos de plagas como: chinches, termitas, carcoma, cucarachas, ratas,…

Lo más importante que se debe tener en cuenta es que existe una normativa vigente, en ella figura que los titulares de las instalaciones con riesgo a ser infectadas son responsables del cumplimiento de las cláusulas que vienen especificadas en dicha normativa. Además, aunque se puede contratar a empresas externas de mantenimiento, eso no exime al titular de la responsabilidad.

Etiquetas:, , ,

Demo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies